Seleccionar página

Nacido en 1873 en Novgorod, S. Rachmaninov es considerado uno de los compositores más importantes de la era romántica tardía.

 

Ya de niño se le reconoció su talento y a la edad de cuatro años fue colocado al piano. A la edad de doce años comenzó finalmente sus estudios en Moscú, donde descubrió su pasión por el piano y su amor por la composición.

Por su último trabajo, la ópera en un acto “Aleka”, le fue concedida la “Gran Medalla de Oro”.

 

La interpretación de su primera sinfonía, sin embargo, fue un completo fracaso tanto para la crítica como para el público.

César Cui, el crítico más famoso de su tiempo, escribió: “Si hubiera una sala de conciertos en el infierno y un compositor fuera encargado de escribir una sinfonía sobre las plagas de Egipto, esta nueva obra correspondería idealmente a la comisión…”.

 

Rachmaninov, que ya había sido propenso a la melancolía y la depresión, se derrumbó por completo y cayó en una grave crisis mental. Sólo el médico y psicoterapeuta Nikolai Dahl pudo ayudarlo a levantarse y animarlo a componer.

También le dedicó su segundo concierto para piano, para mí el más bello de sus conciertos, incluso más bello que el tan famoso tercero. Comienza con acordes de campana enormemente hinchados en el piano, en los que fluye una poderosa y triste melodía.

 

 

Hoy he decidido grabar un disco de Arthur Rubinstein. Desde el principio puedes maravillarte con toda su habilidad y genio. En ningún otro lugar he experimentado tanta tensión, tanto impulso hacia adelante en los primeros acordes como con él.

Media hora de puro placer al más alto nivel!