Mucho antes del siglo XX existía una red económica paneuropea, cuyos hilos corrían juntos en manos de unas pocas familias.

 

Los Médicis de Florencia, que dirigían la mayor casa bancaria y comercial de Europa y poseían unos 300 talleres sólo en el sector textil, con más de 10.000 empleados, siguen siendo conocidos hoy en día.

Pero también había familias al norte de los Alpes que alcanzaron una riqueza inimaginable. La más importante de ellas fue la familia Fugger, que tuvo tanto éxito en la primera mitad del siglo XVI que su nombre era sinónimo de riqueza en toda Europa.

 

Su casa fue fundada por Hans Fugger, un miembro del gremio de tejedores que exportaba lino bávaro de Augsburgo a Italia ya a finales del siglo XIV.

A mediados del siglo XV la familia se separó y los dos hermanos Jakob y Andrés fundaron el Fugger «del lirio» y el Fugger «el venado».

Mientras que los Fugger «del lirio» se convirtieron en las personas más ricas de su tiempo al operar hábilmente, los Fugger «el venado» se arruinaron por una sola decisión equivocada (confiaban en la solvencia del Archiduque Maximiliano I.).

 

Jakob Fugger «el rico» fue el jefe del Fugger «del lirio» de 1495 a 1525. Como el más importante comerciante y empresario minero de su tiempo, se levantó para convertirse en el banquero de los Habsburgo y la Curia Romana y financió, entre otras cosas, el ascenso del emperador Maximiliano I y su nieto Carlos, por lo que finalmente fue elevado a la nobleza.

Ganó fama duradera a través de sus fundaciones en Augsburgo, como la Capilla Fugger de San Antón o la Fuggerei, el primer asentamiento social del mundo.

 

Como no tenía descendencia, su sobrino Anton Fugger se hizo cargo del negocio.

Continuó apoyando a los Habsburgo bajo Carlos V y Fernando I y extendió el comercio de su casa a México y a las Indias Occidentales.

Además, estableció el curso para el futuro de su familia expandiendo masivamente su tierra y dominio y conectando a sus hijos con la nobleza terrateniente.

 

Así, los Fugger se convirtieron en la única familia mercantil de Alemania que podía asegurar un lugar firme en el mundo de la nobleza.